Lámparas de sal

Por nuestra experiencia personal con las lámparas de sal del Himalaya, tenemos una excelente opinión de sus efectos positivos en nuestras casas. Su principal propiedad es la de potentes deshumidificadores, atrapando la humedad del aire y "sudándola" hacia su base. Es por ello conveniente colocarlas sobre un plato o recipiente bajo para recoger el agua. Se nota sobre todo en los días de lluvia.

Otra característica es su calidez. El tono de su luz hace más agradable el ambiente de la sala, aporta armonía y sensación de hogar, de bienestar. Dicen que es debido a que esa luz anaranjada es la que vemos cuando estamos en el vientre de nuestra madre y la luz del exterior llega a nosotros. En todo caso, da un toque entrañable y viste la estancia.

Lo que no podemos asegurar es que las lámparas de sal mejoren la calidad del aire produciendo iones negativos y neutralizando los iones nocivos que emiten los televisores y los electrodomésticos en general. Esta afirmación no está respaldada por ningún estudio científico y supone más un acto de fe que de experiencia directa. ¿Qué opináis vosotros? :)